Cómo constituir una SAS

Conocé cómo constituir una SAS. La Sociedad por Acciones Simplificada es una alternativa para crear una empresa con pocos requisitos y sin trámites costosos. Te contamos todo en esta nota.

La Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) es un tipo de sociedad comercial que se aprobó en Argentina de forma reciente, en el año 2017. Su principal objetivo es otorgar a pequeños emprendedores la posibilidad de desarrollar sus empresas sin tantos requisitos administrativos y legales.

Antes de detallar los pasos a seguir para constituir una Sociedad por Acciones Simplificada, te realizamos un breve resumen de los aspectos positivos y negativos de crear una SAS.

¿Estás iniciando tu empresa? Te ayudamos a crear la sociedad. Consultá ahora:

Ventajas y desventajas de constituir una SAS

  • Puede realizarse de forma online y en 24 horas. 
  • Tiene requisitos de constitución más simples y económicos que las S.A. y S.R.L.
  • Exige un capital equivalente a la suma de dos salarios mínimos vitales y móviles, con la posibilidad de invertir sólo un 25% al momento de la constitución y el restante durante los dos años que siguen.
  • Puede crearse una SAS con un sólo integrante (unipersonal).
  • Si bien la figura de la SAS se encuentra vigente en todo el país, en la práctica existen ciertas dificultades para su constitución en CABA y Provincia de Buenos Aires. En provincias como Córdoba y Mendoza, en cambio, es una de las figuras societarias más utilizadas en la actualidad.

Cómo constituir una SAS en Argentina

Si bien la normativa que regula a las SAS tiene vigencia a nivel nacional, la constitución de las mismas es diferente en cada provincia. A continuación mencionaremos aspectos generales a tener en cuenta al momento de su creación.

Crear una SAS en Argentina

1- Asesorate con un profesional contable antes de constituir tu SAS

En nuestro país existen varias figuras societarias para constituir una empresa. Las más utilizadas son las Sociedades Anónimas (SA), las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL) y, de forma reciente, las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS).

Según tu modelo de negocio, tu capital, tus objetivos a futuro y el tipo de actividad que vas a desarrollar, podés optar por una figura u otra.

Es importante que tengas en cuenta que una vez encaminada tu empresa, te resultará dificultoso y costoso cambiar el modelo societario. Por eso, es esencial que recibas el asesoramiento adecuado de forma previa.

A través de una consulta con un/a contador/a, podrán elegir en conjunto la opción más conveniente para desarrollar tu negocio a largo plazo.

👉 En Calim, Estudio Contable Impositivo Digital  te ayudamos a crear tu empresa de la mano de expertos.

2- Iniciá el trámite de creación de tu SAS de forma online

La principal diferencia entre las SAS y las otras figuras societarias es la facilidad para su constitución. Las Sociedades por Acciones Simplificadas son las únicas que admiten su creación de forma online.

Los interesados podrán iniciar el trámite digitalmente a través de un estatuto modelo, inscribir la sociedad en el registro público correspondiente y obtener el CUIT de AFIP en 24 horas.

Como ya dijimos, cada provincia cuenta con sistemas propios para la creación de SAS. En todos los casos, el primer paso será iniciar el trámite a través de la plataforma correspondiente a cada jurisdicción. Algunos ejemplos:

  • Para constituir una SAS con domicilio legal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se debe ingresar al sistema de Trámites a Distancia (TAD) con el CUIL o CUIT del representante. Luego, la gestión deberá ser aprobada por la Inspección General de Justicia (IGJ).
  • Para crear una SAS en la provincia de Buenos Aires, en cambio, el trámite online debe iniciarse desde el Sistema de Gestión Documental Electrónica de la Provincia de Buenos Aires (GDEBA) y luego finalizarse en la Dirección Provincial de Personas Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires.
  • Para la constitución de una SAS en Córdoba, la gestión puede comenzarse desde la plataforma Ciudadano Digital y luego validarse en la Inspección General de Personas Jurídicas (IPJ).

A través del proceso de inscripción de la SAS, el solicitante deberá cargar los datos de los socios y representantes, la cantidad de acciones por cada uno de ellos, la fecha de constitución, la actividad a desarrollar y demás detalles de la empresa.

3- Creá el estatuto de tu SAS

Al igual que las SA y las SRL, las SAS requieren la conformación de un estatuto. Es un documento legal a través del cual se dejan establecidas, por escrito, las reglas y las características generales de la empresa.

El estatuto de una SAS puede crearse mediante instrumento público (escribano público) o privado (abogado).

En algunas jurisdicciones (por ejemplo, en CABA), al iniciarse el trámite de la SAS de forma digital, el sistema permite la obtención de un estatuto modelo previamente aprobado por el Registro Público de Comercio correspondiente. Esto acorta pasos administrativos y posibilita la creación de la sociedad en 24 horas.

También es posible redactar un estatuto personalizado según las necesidades de cada empresa.

En caso de que todos los integrantes de la SAS sean personas físicas (y no personas jurídicas), las firmas pueden realizarse de forma digital y así evitar costos de certificación ante un escribano.

Una vez que el estatuto posea todas las firmas de los miembros, deberá enviarse al Registro Público de cada provincia (por ejemplo, IGJ) para finalizar la inscripción. En todos los casos, es requisito haber abonado el trámite previamente de manera electrónica.

4- Inscribir la SAS en los impuestos de AFIP

En la mayoría de las jurisdicciones, es posible obtener el CUIT de la SAS de forma automática al realizar el trámite digital. Una vez habilitado el mismo, es obligación inscribir a la empresa en los impuestos nacionales y provinciales correspondientes. 

Al igual que las SA y las SRL, las SAS están alcanzadas por IVA y Ganancias. Además, deberán presentar y pagar Ingresos Brutos en la jurisdicción donde se encuentren radicadas.

Para más información consultá: ¿Qué impuestos pagan las sociedades en Argentina?

Te ayudamos a crear tu empresa desde cero

Métodos de valuación de una empresa: conocé cuánto vale realmente tu negocio

Métodos de valuación de empresas: ¿sabés cuánto vale tu negocio? Conocer este dato te ayudará a tomar decisiones exitosas para tu compañía. Para llevar a cabo una valuación certera, existe una gran diversidad de métodos con eficacia estudiada.
Más info

Qué es un fideicomiso, cómo se crea y cuáles son sus beneficios

¿Qué es un fideicomiso? Se trata de un contrato mediante el cual una persona transmite sus bienes a otra para su administración y resguardo. Presenta muchas ventajas. Te las contamos a continuación.
Más info

Dejar una respuesta

Su email no se publicara. Los campos obligatorios están marcados por *

.